PROYECTO DE LEY: PLANIFICACIÓN A LARGO PLAZO

Problema: planificación de corto plazo sin impactos para futuras generaciones desligada del proceso presupuestario y la política fiscal. Rezago de décadas en la planificación en áreas fundamentales como la infraestructura, la vivienda, la seguridad, la educación, el ambiente y la salud.

El Estado no puede funcionar bien si no se planifica bien. Planificar bien significa planificar a largo plazo, no con planes de cuatro años que no se cumplen y que cambian con cada nuevo gobierno.

Adicionalmente planificar bien significa manejar bien las finanzas públicas y que este manejo esté direccionado y claramente coordinado con los planes de desarrollo de largo plazo.

Responsables: los Gobiernos anteriores.

Soluciones: vamos a realizar un cambio estructural y ajustar la Ley de Planificación Nacional para tener una visión de mediano y largo plazo real. Vamos a hacer las reformas necesarias para establecer la obligatoriedad y vinculación del Plan Nacional de Desarrollo con respecto a los planes de mediano y largo plazo que previamente se han diseñado.

Ese análisis del país se debe realizar cada quinquenio para hacer los ajustes de la planificación de mediano y largo plazo que se había aprobado inicialmente.

Se les dará rango legal a los planes de mediano y largo plazo para hacer vinculantes los proyectos, planes y estrategias de manera que las políticas públicas y acciones de interés nacional no sean cambiadas o bloqueadas por cada nuevo gobierno.

También se hará cumplir la Ley General de la Administración Pública para que haya unidad e integralidad de visión y acción de los distintos entes gubernamentales y dependencias de gobierno.

Vamos a hacer los ajustes necesarios en la Ley de la Administración Financiera de la República y Presupuestos Públicos para que la planificación se haga de manera seria y que no esté en riesgo por manejos fiscales irresponsables y por desequilibrios en las finanzas públicas que se generen por prácticas que no sean consistentes con la visión de desarrollo.

El monitoreo y evaluación de los resultados de la planificación nacional (Plan Nacional de Desarrollo) deben elaborarse con base en las metas de largo plazo; esto debe ser más importante que el reporte de los logros de cada año que brinda cada gobierno.