DIRECTRIZ: VIAJES AL EXTERIOR

Problema: Para el periodo 2016, once instituciones públicas gastaron ¢1.343 millones en boletos y viáticos al extranjero. Si bien es cierto hay situaciones ineludibles como capacitaciones, compromisos internacionales y representación en organismos de Derecho Público Internacional donde se tiene representación, se ha notado un abuso de algunas autoridades públicas donde pasan más tiempo viajando que resolviendo los problemas de sus instituciones.
En el Gobierno del Partido Integración Nacional se acabarán todos esos paseos a costa del pueblo costarricense. No permitiremos esos abusos que perjudican las finanzas públicas y que deterioran cada vez más la imagen de los gobernantes.

Responsables: Los Gobiernos anteriores desde hace unos veinte años.

Solución: Gobernaremos en serio y los gastos superfluos serán eliminados durante nuestra Administración de ahí que desde el primer día de nuestro mandato se emitirá una directriz a todo el sector público en la que se autorizan únicamente los viáticos y viajes al exterior que impliquen una absoluta presencia como en negociaciones internacionales, capacitaciones y representación en organismos de Derecho Público Internacional donde se deba votar alguna decisión trascendental para el país.
Quedará prohibido la asistencia a congresos internacionales, seminarios u otro tipo de actividad de asistencia donde se pueda obtener la memoria de lo actuado o se pueda acceder vía Internet el desarrollo de la misma.
La directriz incluirá a todo el sector público, de ahí que cada presidencia ejecutiva deberá acatar la disposición y rendir cuentas a la ciudadanía de los viáticos y viajes que autorizan debiendo ingresar la información mensualmente a una dirección en Internet que para tal efecto se creará donde se podrá observar: funcionario autorizado, fechas, costo, justificación de beneficio para la institución y el país. Al regreso, el funcionario público deberá rendir un informe por escrito en el que justifique su salida y que deberá ser agregado al sistema creado al efecto.
El no cumplimiento de la directriz emanada traerá las responsabilidades administrativas a las autoridades incumplientes que señala el artículo 98 inciso 1 de la Ley General de la Administración Pública que señala:
“El Poder Ejecutivo, dentro del ramo correspondiente, podrá remover y sustituir, sin responsabilidad para el Estado, al inferior no jerárquico, individual o colegiado, del Estado o de cualquier otro ente descentralizado, que desobedezca reiteradamente las directrices que aquel le haya impartido sin dar explicación satisfactoria al respecto, pese a las intimaciones recibidas. Cuando se trate de directores de instituciones autónomas la remoción deberá hacerla el Consejo de Gobierno”.