DIRECTRIZ: AGENCIA ESTATAL ANTICORRUPCIÓN

Problema: la corrupción es uno de los principales cánceres que carcome al país. Le hace mucho daño a la sociedad y a la economía, porque genera despilfarro en el uso de los recursos públicos y competencia desleal para los empresarios honestos. Entre otras cosas, la corrupción impide que se hagan bien las obras públicas, que nuestros compatriotas sean atendidos como se merecen en los hospitales de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y que los bancos estatales financien miles de proyectos de pequeños productores.
Lo más grave de la corrupción es la impunidad. Todos los días vemos cómo los actos de corrupción parecen no ser importantes para los políticos, ya que nunca se señalan a los culpables y mucho menos se les castiga con el rigor de la ley.
La corrupción nos duele a todos mientras que beneficia a unos pocos.

Responsables: el tripartidismo (PLN, PUSC y PAC) y su clientelismo político.

Soluciones: enfrentaremos la corrupción, señalaremos a los corruptos y a los corruptores y los llevaremos ante la ley.
Para esto giraremos una directriz presidencial a la Procuraduría General de la República (PGR) para que organice un grupo de funcionarios que forme la Agencia Estatal Anticorrupción (AEA).
Bajo el mando del procurador general, esta agencia identificará, investigará y sancionará los actos de corrupción que afecten al Estado y los presupuestos públicos que provienen de los impuestos que pagan los costarricenses.
Le responderemos a la sociedad, atacaremos de frente la corrupción.