La niñez es el presente para Juan Diego Castro

El pequeño Caleb, de 7 añitos, se asombró al ver pasar a Juan Diego Castro, candidato presidencial del Partido Integración Nacional (PIN), por el bulevar de la avenida central de San José.

El niño se acercó a saludarlo y el abogado le regaló el casco, símbolo del gobierno de la reconstrucción de Costa Rica que iniciará a partir del próximo 8 de mayo.

“Para mí es una buena persona porque quiere al país”, expresó el menor.

Caleb andaba con su abuelita doña Virginia Moraga Elizondo, quien reconoce la gran experiencia de Juan Diego Castro.

“Tiene mucha capacidad, es un hombre muy preparado. Yo lo veo muy desenvuelto. Dios quiera que barra con la corrupción y la delincuencia”, opinó doña Virginia.

Al final del encuentro, abuelita y nieto terminaron encantados porque están seguros que el candidato del PIN reconstruirá la educación para darles más oportunidades a los niños de Costa Rica, que son el presente del país.

Otras noticias