Un gobierno serio y enérgico

Nuestro principal objetivo será Gobernar en Serio. Gobernar en Serio significa tomar las decisiones más complicadas, las que ningún otro partido político se ha atrevido. Gobernar en Serio significa gobernar para la gente, no para grupos de interés, ni para mis Ministros o mis amigos, ni con intereses politiqueros. Gobernar en Serio significa trabajar para tener un mejor país no solo en nuestros cuatro años de gobierno, sino para el 2030 y el 2040. Gobernar en Serio significa ser el funcionario número 1, al servicio de todos los habitantes de este país. Gobernar en Serio significa no hacer propuestas, sino plantear soluciones, con las herramientas democráticas de un Estado de Derecho: directrices, decretos, proyectos de ley y referendos.

A diferencia de los anteriores gobernantes de los partidos tradicionales, seré el diputado 58. Con todo respeto a la independencia de poderes, yo, como Presidente, iré a las comisiones y al Plenario, en compañía de mis Ministros. El trabajo conjunto con la Asamblea Legislativa es central para reconstruir Costa Rica. A las señoras y señores Diputados les ofreceré todo mi apoyo, y les acompañaré con todo mi esfuerzo para lograr los avances legislativos que nuestro país requiere. Estamos claros en que no necesitamos más leyes, sino mejores leyes.

Espiritualidad

Los valores del siglo XXI deben fundamentarse en la honradez, la ética y el compromiso moral con que debemos pensar, decidir y actuar como ciudadanos. No como simples pagadores de impuestos y de deudas, o consumidores sin límite, o votantes cada cuatro años, como nos ven los partidos políticos tradicionales. Esto debe cambiar. La búsqueda de una mejor calidad de vida debe estar equilibrada con la paz interna y la responsabilidad para con la sociedad y la naturaleza. Más que un concepto religioso, es una aspiración humanista que debe guiar nuestras vidas y metas futuras. En el Gobierno de Reconstrucción queremos darle más importancia a la espiritualidad como individuos y como colectividad, para alcanzar el desarrollo humano sostenible.

Educación

Nuestro país merece más y mejor educación. Esa es la clave para que seamos ciudadanos con más conocimientos, mejor capacitados, mejor informados, más conscientes y responsables sobre el futuro del país, pero, sobre todo, más productivos y con mejores trabajos, con más oportunidades de desarrollarnos como personas y tener una mejor calidad de vida. Por eso en el Gobierno de Reconstrucción no nos conformaremos con asignar el 8% del PIB a la educación. Vamos a entender y mejorar lo que pasa en las aulas, de primaria, de secundaria, de las Universidades y, de manera especial, lo que sucede antes de la primaria, con la formación temprana de nuestros niños y niñas antes de los 5 años. No vamos a mal gastar los presupuestos. Vamos a invertir los cuantiosos recursos que tenemos en mejor infraestructura, mejor enseñanza, mejores condiciones de aprendizaje y mejor capacitación de los educadores. Todo esto para para que nuestros hijos y nietos tengan, en la educación pública y en la privada, los más altos estándares de calidad y, sobre todo, que se eduquen con una meta: ser felices y responsables.

Vamos a impulsar el proyecto de Educación Dual, no solo en carreras técnicas, sino también para las profesionales, para apoyar a todos esos Ninis que están sin nada que hacer en sus casas y sus vidas. Vamos a mejorar la enseñanza del idioma inglés. Queremos conocer cuáles son las necesidades de mano de obra del sector productivo para fomentar las carreras técnicas y profesionales que garanticen trabajo a nuestros jóvenes. Y no podemos olvidarnos de tantas personas que hoy se encuentran desempleadas, en su edad adulta, para quienes, a través de la educación, vamos a crear los programas específicos para vincularlas a la vida laboral.

Economía

Enfrentamos hoy en día una “estabilidad frágil.” Los indicadores económicos se “ven” estables (crecimiento del PIB, tipo de cambio, inflación), pero hay un nerviosismo en la economía, que se manifiesta rápidamente apenas alguna de estas variables se mueve más de lo “usual.” Hay una fragilidad que intuimos en la economía. El origen primario de la fragilidad es el déficit fiscal. Particularmente porque no viene de altos niveles de inversión productiva sino de altos niveles de gasto corriente. Nosotros no vivimos en un mundo mágico o una burbuja alejada de la realidad. Entendemos claramente que el déficit fiscal es un problema serio y vamos a solucionarlo, para devolverle la confianza a los empresarios, trabajadores, desempleados, estudiantes y pensionados. Seremos responsables con el gasto público, buscando eficiencia en el uso de nuestros impuestos, atacado el despilfarro y la irresponsabilidad, la corrupción y los privilegios odiosos. También vamos a aumentar la recaudación tributaria, no con más impuestos sino con mejores impuestos, que promuevan el crecimiento económico y la creación de más empleos.

Estamos a favor de la libre competencia, de los méritos y la responsabilidad individual, y la solidaridad con los más vulnerables. En el Gobierno de Reconstrucción tendremos un Estado que funcione, con reglas claras e incluyentes para todos. Sabemos que el Estado no puede funcionar si no se planifica bien. Planificar bien significa planificar a largo plazo, no con planes de 4 años que casi nunca se cumplen y que cambian con cada cambio de gobierno. Nuestra visión es hacia futuro. Vamos a atender los problemas urgentes, principalmente el desempleo, las pensiones, la infraestructura y las trabas para hacer negocios y crear empresas. Pero vamos a trabajar con los temas estratégicos para el futuro, como la estructura y el funcionamiento del Estado, la competitividad y el crecimiento económico, y la sostenibilidad ambiental.

Salud

La buena salud es un derecho humano que debemos proteger con todo nuestro esfuerzo. Costa Rica ha logrado un sistema de salud avanzado, que nos diferencia de muchos países. Tenemos una esperanza de vida alta y hemos logrado erradicar enfermedades y padecimientos de nuestra sociedad. Pero también hemos cometido errores, y tenemos que solucionarlos. Nuestra meta principal es fortalecer la Caja Costarricense del Seguro Social como uno de los más importantes tesoros que tenemos. En el Gobierno de Reconstrucción vamos a proteger y fortalece la Caja, eliminando la politiquería e intereses propios que pretenden privatizarla y que también, desde adentro, la debilitan todos los días con una mala administración y mal uso de los recursos de todos los costarricenses. Vemos en el cambio administrativo, la adquisición de la mejor tecnología y la construcción de más hospitales, las soluciones para evitar las listas de espera y las filas, para brindar a todos los mejores servicios de salud, prontamente, tal como lo necesitamos y merecemos. Pero, sobre todo, vemos en la conciencia de los miles de funcionarios de la Caja, el factor más importante para el éxito. En los miles de funcionarios, médicos, administradores, en su Junta Directiva, está el futuro de la Caja. Con ellos vamos a trabajar muy de cerca, con todo nuestro apoyo, para que los millonarios presupuestos de la Caja se utilicen eficientemente en mejorar la salud y la calidad de vida de todos nuestros compatriotas.

Seguridad

Los desafíos ante la criminalidad son muy grandes, así como las amenazas, por lo que es vital, para seguir siendo un país de paz, articular, desde los Tres Poderes de la República, una POLÍTICA NACIONAL DE SEGURIDAD, con el fin de garantizar tranquilidad en la población y hacer cumplir la ley. No vamos a permitir que los delincuentes anden sueltos como golondrinas, mientras que los ciudadanos decentes y honestos tengan que vivir metidos en sus casas y lugares de trabajo, como si fueran prisiones.

Los partidos tradicionales no han hecho nada por proteger a los ciudadanos de los criminales. Nosotros vamos a hacer un cambio radical en la administración de justicia, sacando del Poder Judicial al Ministerio Público, la policía judicial, el departamento de Medicina Legal, los laboratorios forenses, la Defensa Pública y la Sala Constitucional. Crearemos una Agencia Anticorrupción para acabar con los corruptos y unificaremos las policías, para proteger a nuestros ciudadanos honestos y trabajadores.